play
Los orígenes de Ibiza
    • Share :
  • |
  • 2181
  • VIEWS
DESCRIPTION

Hoy en día Ibiza es una isla conocida internacionalmente; el punto de encuentro, casa y refugio de personas de todo el mundo. ¿Pero no os habéis preguntado cómo llegó Ibiza a ser hogar y patria adoptiva de muchos?

Para ello, tenemos que remontarnos en la historia: sabemos que en la Edad de Hierro, Ibiza fue zona de paso para marineros comerciantes y que quedan vestigios de que pueblos íberos habitaron la isla; pero fueron los Cartagineses en el S.V a.C , los que fundaron la ciudad de Ibosim y dieron nombre a la isla en honor al dios Bes, que protegía a los humanos de las serpientes y en aquel entonces no existían reptiles en Ibiza, así que creyeron que era un santuario natural. Además los Cartaginenses debían estar inspirados, porque Bes era también el dios del buen humor y la diversión.

También construyeron una fortaleza estratégica y empezaron la explotación de las salinas. De ellos conservamos la Necrópolis de Puig des Molins, y el Templo de Tanit, diosa de la vida, el amor, la prosperidad, la fertilidad, la cosecha, la muerte y la luna. Hoy en día, Tanit sigue siendo la diosa guardiana y protectora de Ibiza.

Siguiendo con la historia de nuestra isla, tras los Fenicios, se convirtió en puerto de piratas, hasta que en el s.I d.C Roma la ocupó y la bautizó como Ebusus.

Después de los romanos, los musulmanes vivieron en Ibiza entre el s. X y el s. XII, y la bautizaron como Yebisah; dependiendo primero del Califato de Córdoba y después del reino Taifa de Denia. En el siglo XI nos independizamos del reino Taifa y vivimos unos 200 años de prosperidad, hasta que en el S.XIII las tropas de Jaume I el Conquistador, tomaron la isla, esclavizaron a la población musulmana y repoblaron Ibiza con gente de l’Empordà, Barcelona y Tarragona, que fueron los que le dieron el nombre que todos conocemos: Eivissa.

Los siglos XVI, XVII, XVIII fueron siglos de decadencia en los que sufrimos los ataques de los piratas, y lo que nos llevó a construir las murallas de Dalt Vila, hoy Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, las torres de defensa y las iglesias fortificadas. También fue en esta época en la que los corsarios ibicencos defendieron a la isla de estos ataques. Hoy en día existe un monumento en el puerto de Ibiza en homenaje a estos héroes locales.

Ibiza es y siempre ha sido una isla de supervivientes, de personas luchadoras, que han conseguido la isla que es hoy en día: una isla mágica, una isla que acoge y sana; una isla con  mil caras, donde se dan cita personas de todo el mundo y donde uno puede desconectar de la realidad y relajarse; una isla donde perderse, una isla donde encontrarse.

Comments (0)

Leave a reply

Should you ever have a question, please dont hesitate to send a message or reach out on our social media.